Suscribirse
cerrar

+ Notícies
Disminuir text
Augmentar text
Martorell

Un caballo contra trescientos

+ Notícies - 27/06/2018 - 18:18 | El SEAT León CUPRA se mide con Calgary, un caballo de competición, en las pruebas de velocidad y obstáculos

Seat
Seat
Més fotos (0)

Fuerza, potencia… son tan solo algunas de las características que se pueden atribuir al SEAT León CUPRA y a Calgary, un caballo de salto. Guiados respectivamente por el piloto de carreras y embajador de CUPRA, Jordi Gené, y la amazona profesional Virginia Graells, se citan en el Real Club de Polo de Barcelona para un doble reto: una carrera de velocidad y una prueba de obstáculos.

-Agilidad y potencia, méritos de los campeones: Calgary tiene 9 años y es de origen alemán. Con sus imponentes 500kgs es capaz de alcanzar los 70km/h. ¿Su punto fuerte? Virginia Graells lo sabe bien: “Es un caballo de salto y por lo tanto es especialmente ágil y habilidoso, tiene mucho control y no derriba ninguna valla”, explica la amazona. Por su parte, el SEAT León CUPRA es un coche potente, gracias a su motor 2.0 TSI de 300CV. “Para mí lo mejor es la capacidad de recuperación que tiene después de hacer maniobras. Es muy dinámico y ágil, lo que te permite ganar rápidamente velocidad”, valora el piloto Jordi Gené.

 

 

-Rituales antes del pistoletazo de salida: En las caballerizas, la amazona siempre realiza una primera toma de contacto con Calgary: “Le acaricio el lomo y le regalo un terrón de azúcar antes de montarme. También reviso que la cabezada y la montura estén bien colocadas”, explica Virginia. En paralelo, Jordi Gené examina el SEAT León CUPRA e inspecciona la pista. “En este caso el terreno es atípico, arenoso. También reviso siempre la superficie de los neumáticos, y así puedo prever cómo va a responder el coche”. Antes de empezar la carrera el piloto nos revela su ritual: “Siempre entro al coche con el pie derecho. Lo hago desde mi primera competición”, confiesa Gené.

 

 

-El primer desafío, cuestión de velocidad: Coche y caballo, frente a frente, se saludan y se colocan en la línea de salida. Situados en paralelo, Calgary recorrerá el césped del campo de polo y el coche, la pista arenosa. El animal galopa y completa 100 metros de la pista en 15 segundos. El SEAT León CUPRA llega a la meta en poco más de cuatro segundos, alcanzando los 100km/h. “A pesar de que competía en una superficie muy blanda y arenosa que jugaba en contra, el coche ha respondido perfectamente. Gracias a los 300 CV del motor y a la tracción 4Drive, ha ganado en velocidad”, sentencia Gené.

 

 

 

 

-Una docena de obstáculos, el segundo reto: En la pista contigua, los contrincantes se enfrentan a un recorrido lleno de obstáculos. El caballo tendrá que saltarlos sin derribar las vallas, mientras que el coche deberá sortearlos. Gracias a la destreza de la amazona y la habilidad del animal, Calgary los sobrepasa en sólo 57 segundos. Durante la competición, sus patas se han levantado a más de dos metros del suelo. Por su parte, Jordi Gené maneja el CUPRA realizando más de 8 ‘slaloms’ en 31,43 segundos, marcando 80km/h. “El espacio era muy reducido para los giros, así que tenía muy poco margen para esquivar los obstáculos. Pero gracias al chasis del SEAT León CUPRA, he podido hacer cambios de dirección con mucha agilidad”, concluye el piloto.

 

 

 

-¿Quién dijo miedo?: La amazona Virginia Graells formó parte del equipo español de jóvenes jinetes y ha competido recientemente en dos campeonatos internacionales en el Club de Polo de Barcelona. Desde que se montó por primera vez con catorce años a los lomos de su caballo, afirma: “nunca he tenido miedo”. Por su parte, Jordi Gené, que se convirtió en el campeón más joven de España de coches de Fórmula con tan sólo 16 años, opina lo mismo: “No puedes dudar o tener miedo ni un solo segundo. Si fuera así, no podrías competir”.

 

 

 

 

-Cambio de roles: Al finalizar la jornada, se sella el empate de forma amistosa. Por un momento, la amazona y el piloto deciden intercambiar roles, aunque parece que ambos prefieren a su compañero original. “El coche me transmite vibraciones, temperatura, me permite sentir la adrenalina y tener el control”, explica Gené. Virginia también retoma las riendas para volver a las caballerizas: “Cuando galopamos tengo una sensación de libertad y conexión con el caballo que es única. Hoy Calgary tendrá doble ración de zanahorias y manzanas”.


Autor: Redacción
Comentaris (0)
La finalitat d'aquest servei és sumar valor a les notes i establir un contacte més fluid amb els nostres lectors. Els comentaris han acotar al tema de discussió. S'apreciarà la brevetat i claredat dels textos, i el bon ús del llenguatge: les males paraules i els insults no seran publicats
Veure Reglament
Acceptar
Nom (requerit)
Direcció de correu electrònic (requerit)
Comentari (màxim 246 caràcters)

Comentaris a Facebook
Opinió
Europa davant l'amenaça Trump

Europa necessita m&

0
Pujol a Artur Mas: “Toda la mierda para mí, en el partido tiene que quedar poca”
¡Mucha mierda!, si
0
CHOQUE ARGUMENTAL ENTRE LA VOLUNTAD Y LA LEY

La Asamblea Naciona

0
La família és la gran absent
La família é
0
PRESUPUESTOS, INDEPENDENCIA, Y CORRUPCIÓN

En este manicomio,

0


Classificats
Venc PC
VER DETALLE
Electrodomesticos i tecnologia
Ferrari
VER DETALLE
Vechicles
Tele samsung plasma
VER DETALLE
Electrodomesticos i tecnologia
ferrari
VER DETALLE